domingo, 18 de junio de 2017

Confianza. (I)

¿Recuerdas aquella noche en Praga?
Recuerdo que era miércoles,
era nuestro segundo día allí,
esa mañana habíamos visitado un castillo,
nos fuimos a comer a un restaurante checo
y habíamos cantado a Raphael por las calles de la ciudad.
Esa noche decidimos ir a la 557,
allí estaban todos,
eran demasiados
¿recuerdas?
Yo seguía en la 557,
tú marchaste a la 554,
fuimos durante diez minutos a la 556,
pero acabamos en la 524.
Todo iba bien hasta que,
sin previo aviso,
llamaron a la puerta,
te buscaban,
qué casualidad ¿no?
"No digas nada" me dijiste,
"no hagas ningún ruido" me pediste.
¿Qué querías?
¿Llevarte la exclusiva?
¿Ser el primero en contarlo?
¿Ser el primero en hacerlo?
Tengo una mala noticia,
y siento que tenga que dártela por aquí,
no fuiste el primero,
en ninguno de los sentidos.
¿Qué querías?
¿Aparentar que no pasaba nada?
¿Aparentar que nunca había pasado nada?
¿Querías hacerlo para luego contarlo?
Menos mal que al final no,
menos mal que al final no pasó nada,
menos mal que al final no hicimos nada.
Esa noche aprendí una cosa,
aprendí algo que a día de hoy no se me ha olvidado.
Aprendí a no confiar,
aprendí a no confiar en ti,
aprendí a no confiar en alguien como tú,
aprendí a no volver a estar con alguien como tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario