domingo, 30 de julio de 2017

Deseo.

"Todos estamos sometidos a la amenaza de los demás,
porque todos tenemos deseos, y, a veces,
nuestros deseos coinciden."
-Miguel Martínez López.


Deseo.
¿Qué sería de nosotros sin el deseo?
¿Qué sería del ser humano sin el deseo?
¿Qué sería del mundo sin el deseo?
Vivimos, respiramos y tenemos deseos.
Yo, por ejemplo, deseo muchas cosas.
Deseo poder convertirme en un animal por un día,
un koala no estaría mal,
tampoco lo estaría un delfín.
Deseo poder verme desde fuera,
desde los ojos de mi madre, de mi padre,
desde los ojos de un desconocido,
deseo verme desde tus ojos,
saber que piensas de mi,
si le hablas de mi a tus amigos,
si te acuestas pensando en mi,
si soy la culpable de tus castigos.
Deseo poder comer sin engordar,
deseo poder correr sin sudar,
deseo no tener que madrugar,
deseo poderte abrazar.
Deseo tantas cosas que,
a veces,
me pregunto si coincidiremos en algo.
Si tú, por ejemplo,
también quieres convertirte en un animal,
también quieres verte a través de otros ojos,
también quieres abrazarme, por ejemplo.
Yo te propongo algo,
qué tal si, por probar,
un día nos vemos y compartimos,
por ejemplo,
espacio, tiempo y lugar.
Yo te propongo,
por ejemplo,
compartir
besos, abrazos y deseos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario