domingo, 1 de octubre de 2017

Fuera.

Las luces se apagan,
con ellas las esperanzas,
las ganas de seguir,
las buenas palabras,
las grandes sonrisas
y las fuerzas se acaban.

Las calles se callan,
los niños en sus camas,
los adolescentes en fiestas,
los adultos en los sofás,
los ancianos en sillas
y tu cerebro con ganas.

La noche hace
su gran aparición,
no hay nadie que la vea,
todos andan ocupados,
demasiado ajetreados,
"es muy fea"
piensa un señor
mientras no hay quien le abrace.

La mente comienza
a realizar su trabajo
como cada noche,
lleva años sin fallar.
Las ideas comienzan a andar,
ellas ponen el broche
con el cual viajo
hasta que la noche venza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario