domingo, 22 de octubre de 2017

Lo admito, tengo miedo.

"Y el resto es silencio."
-Shakespeare.

Cinco y cuarenta y cuatro minutos,
todavía no ha amanecido,
el silencio frío inunda la casa
y suena el crujido de la persiana.
Hoy es todo tan raro,
no hay ruido en la calle,
no hay luces en el cuarto
y no hay nadie al lado.
Lo admito,
tengo miedo.
No he conseguido
dormirme aún,
llevo horas así,
quiero salir de aquí.
Cinco y cuarenta y nueve minutos,
alguien despertó,
intenta no hacer ruido,
no puede evitar el crujido.
Esta casa se me cae encima,
tengo la necesidad de salir,
independizarme, vivir
y quizá conseguir dormir.
Lo admito,
tengo miedo.
La puerta ha sonado,
de la cadena han tirado,
hay alguien andando
y yo deseo estar soñando.
Cinco y cincuenta y tres minutos,
hay ruido de microondas,
alguien tiene hambre,
¿debería acompañarle?
Una bandera a mi derecha,
una pared a la izquierda,
delante, un armario,
detrás, mi descanso.
Lo admito,
tengo miedo.
Me he cansado de pensar,
ahora quiero soñar,
en ti sería una buena idea,
ojalá no despierte con amnesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario